LA MATANZA DE LAGARTIJAS ES SINÓNIMO DE DESEQUILIBRIO

Estamos muy pronto a Semana Santa y lamentablemente las “tradiciones” o “creencias” son el peligro de cada año para los animales. Oruro cuenta con varios arenales, paisajes muy lindos donde albergan a diferentes especies, entre ellas las lagartijas.


Fuente fotografía: e-nimals.com

Estos animales son víctimas de la irracionalidad de algunas personas que con el pretexto de una tradición cazan lagartijas para poder quitarse encima sus pecados.

Año tras año, las lagartijas hermosos pequeños animales se encuentran en riesgo: son apedreados y cazados, los confinan en botellas plásticas, son crucificados para luego ser quemados, las personas queman sus nidos las cuales se encuentran en las pajas bravas, en el momento de escapar muchas lagartijas pierden su cola produciendo diversión a las personas, muchas personas aprovechan esta fecha para cazarlos y venderlos para la elaboración de cremas y/o parches.

Todas estas acciones, producen muchísimo sufrimiento a estas inocentes criaturas quienes tienen una función en nuestro planeta; el comer a insectos y evitar plagas futuras.

APLAB hace un llamado para que todas las personas que visiten los arenales de la ciudad de Oruro, respeten la vida y el hábitat de estos animales. Que este feriado sea una oportunidad de encontrarse espiritualmente, que sea una época de compartir en familia sin causar daño a otras vidas.